FUNDAMENTOS PARA LA FAMILIA 46 – Samuel y Cari Clark

¿Sigue Vigente la Enseñanza Bíblica sobre la Familia?

APARTADO 2-56
78210 SAN LUIS POTOSÍ, SLP, MEXICO
(52) 444 817 0507      comwedc@yahoo.com

Queridos amigos casados:

Si alguien te pidiere describir la Familia Cristiana en unas frases sucintas, ¿cómo lo harías?

Haz la prueba con esta guía:


Es una familia donde el esposo ____________________________________________________________________________

_____________________________________________________________________________

Es una familia donde la esposa __________________________________________________________________________

_____________________________________________________________________________

Es una familia donde los hijos ___________________________________________________________________________

_____________________________________________________________________________

Es una familia donde los padres _________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________________

Ahora, lee estos pasajes para ver qué tan acertado estás al modelo que Dios nos dio en Su Palabra:

Esposo: Efesios 5:25-33; Colosenses 3.19; I Pedro 3:7
Esposa: Efesios 5:22-24; Colosenses 3:18; I Pedro 3:1-6
Hijos: Efesios 6:1-3; Colosenses 3:20
Padres: Efesios 6:4; Colosenses 3:21

¿No es cierto que nuestras ideas de la familia cristiana son más formadas de la cultura que de la Palabra de Dios? Por esto tenemos tantos problemas en los hogares. No seguimos el modelo bíblico. No conocemos el Manual del Creador quien nos hizo para hacer las cosas a Su manera.

¿Por qué hay tantos problemas en los hogares cristianos modernos? ¿No será porque creemos que esas instrucciones ya no se aplican a la sociedad moderna? Pero, si al no cumplirlos tenemos estos problemas, ¿no será porque no sirven las nuevas pautas sociales?

Nota: Hay muchos más divorcios ahora que cuando esas instrucciones se consideraban vigentes. Hay muchas más infidelidades, abusos, relaciones malísimas y fracasos ahora que cuando había más atención en la parte espiritual de la familia. Hay más problemas con hijos adictos a drogas, alcohol y pornografía ahora que cuando había un mayor control y enseñanza de cosas espirituales para los hijos.

Claro está que el mundo, como sistema, es ATEO y por esto contrario a toda influencia espiritual. En algunos lugares es prohibidísimo instruir a la ciudadanía en el área de valores espirituales (los Diez Mandamientos, por ejemplo). Ahora es raro ver a familias yendo a templos para adorar juntos a Dios.

¿Quién es el culpable de toda esta situación tan lamentable? Satanás, el enemigo de Dios, de Cristo especialmente y Su iglesia fiel, es el instigador de todo ataque a la fe cristiana (y a otras religiones también). Pero los verdaderos culpables somos nosotros. Decimos que somos cristianos pero no vivimos como manda Dios en Su Palabra. Esta desobediencia por negligencia, ignorancia o arrogancia al decir que “eso ya no es para nosotros” es lo que permite que el estándar, la norma, la meta se pierdan de vista. Y cada uno hace lo que es bueno a sus propios ojos – la definición de anarquía espiritual que caracterizaba a Israel a pocos años de haber entrado en la Tierra Prometida (Jueces 21:25).

Amigo, si tu definición de la familia cristiana es diferente a la de la Biblia, ¿quién tiene razón? ¿Qué va a pasar cuando te presentas ante el Tribunal de Cristo para recibir según lo que hayas hecho mientras estabas en la tierra, sea bueno o malo? (II Cor. 5:10). Nosotros no podemos cambiar las enseñanzas divinas a nuestro antojo sin pagar el terrible precio de las consecuencias de la desobediencia. Te invito a leer Hebreos 12:5-11 para prepararte por lo que tiene que venir a tu vida si escoges desobedecer Su Palabra: disciplina.

Estoy asombrado cada vez que oigo de otra familia de mis amigos cristianos que está en serios problemas por no seguir las instrucciones del Señor. Yo sé que ellos saben estas cosas. Yo sé que por un tiempo las obedecían. Pero de repente, parece que decidieron hacer las cosas “a su manera”. Ahora están en problemas. ¿No es claro que ese camino siempre resulta en la ruina?

Algunos piensan que somos fanáticos porque enfatizamos una obediencia literal a la Bilblia. Es la única manera de obedecer la Palabra de Dios. O somos discípulos radicales o somos seudo-discípulos. “¿Por qué me llamáis ‘Señor, Señor’ y no guardáis mis mandamientos?” (Lucas 6:46).

¿Que sucedería si cada familia cristiana obedeciera la Palabra radicalmente en este mundo? La luz de la Verdad revelaría las mentiras de Satanás en las culturas ateas. La verdad siempre gana a la mentira como la luz a la oscuridad. Pero si vivimos en semioscuridad, escondiendo la poca luz que tenemos, nunca vamos a impactar al mundo incrédulo como Cristo nos mandó hacer.

Necesitamos muchas verdaderas familias cristianas iluminando la oscuridad de ese mundo para que la verdad de Dios se conozca y los que se pierden puedan ser salvos. Cristo nos envía al mundo con el mismo propósito que El tenía cuando el Pade lo envió. “Como tú me enviaste al mundo, así Yo los he enviado” (Juan 17:18). Cristo no fue enviado al mundo a esconderse y tapar Su luz sino para ser “La Luz del Mundo”. Así nos llama a nosotros si le seguimos: “Vosotros sois la luz del mundo…” (Mateo 5:14). Si perdemos nuestra luz o la escondemos, no le servimos para nada. La familia cristiana debe ser diferente a las familias del mundo para que vean cómo deben ser todas las familias para estar bien.

Amigo, vale la pena luchar por este gran propósito divino en la familia cristiana. No tires la toalla. No desmayes. Sigue luchando y buscando una experiencia plena de ese poder del Espíritu Santo para realizar tus metas, y más importante, las de Dios nuestro Señor. El te ayudará siempre a hacer lo que El te manda.

Abrazos,
Samuel


Recursos Gratis para la Familia