Herramientas para Apoyarte en el Ministerio

concordancia del carácter de Dios - Samuel Edelstein

introducción

Para mí, ¿quién es Dios? Esta es la pregunta más importante que se puede hacer. Con la contestación de esta sola pregunta, ya sabemos muchas cosas acerca de la persona que la contesta, hasta su moralidad, sus problemas, su relación con sus padres, y su destino futuro. Entonces, es sumamente importante saber quién es Dios, y, aún más, conocerle tal como es. Vivimos en un mundo que tiene muchas cosas falsas: solamente en conocer al Dios Verdadero podemos ser libres de una multitud de opiniones para proseguir lo real.

Dios se nos ha revelado en algunas maneras: en la grandeza de la creación y en las almas de los hombres que reflejan la imagen de Dios con cierta claridad. Pero el fundamento de todo conocimiento verdadero de Dios tiene que ser una clara comprensión mental de sus perfecciones así manifestadas en las Escrituras. En un Dios desconocido no se puede confiar, ni servir ni adorar. En la Palabra de Dios se nos manifiestan sus pensamientos, que son más altos que los nuestros, como los cielos son más altos que la tierra. No podemos conocer a Dios sin que él mismo se nos revele, y por esto se ha comunicado con nosotros en una forma verbal, por medio del Verbo escrito (la Biblia), y por medio del Verbo vivo (Cristo Jesús). Hablando de Cristo y las Escrituras, Dios dice: "Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor" (2 Co. 3:18).

Esta concordancia no es un fin en sí, es un medio por el cual podemos conocer a nuestro Dios en una forma más profunda e íntima. No es más que una herramienta. A ella es necesario añadir un compromiso de proseguir a Dios, no obstante lo que cueste, una mente dispuesta para entender la realidad del universo, y un corazón deseoso de aprender, cambiar, y adorar. Dios ha puesto a nuestro alcance todo lo necesario para conocerle, aún nuestro deseo de conocerle; ahora nos toca echar la mano de fe a lo que nos ha provisto. Este privilegio de conocer a nuestro Dios es, a la vez, la cosa más fácil y la más difícil, la más sencilla y la más profunda, la más relevante y la más sobrenatural del universo, Nosotros que somos hijos de Dios por medio de Jesucristo debemos buscar la relación más íntima posible con nuestro Padre celestial. Dios está extendiéndose hacia nosotros en cada momento; la opción de conocerle es nuestra. En este mundo de mucho engaño, todavía nos queda la opción: "...el pueblo que conoce a su Dios se esforzará y actuar á" (Daniel 11:32).

¿Qué es una concordancia bíblica?

Una concordancia de la Biblia compila versículos bíblicos sobre un tema para que todos los que se relacionan al tema se puedan estudiar a la vez. Esta concordancia se trata del tema ¿Quién es Dios?

¿Cómo está organizada esta concordancia?

Cincuenta y siete aspectos de la persona de Dios se han aorganizado en orden alfabético como se ve en el índice. Estas no son todas las dimensiones del carácter de Dios, pero componen la mayoría mencionada en el Biblia. Por ejemplo, la primera característica de Dios en esta concordancia es ALEGRIA. Para saber más acerca de Dios y como el Dios de la alegría, buscaríamos la página una. Debajo de la característica ALEGRIA, entre paréntesis, se indican los temas relacionados con este aspecto de Dios incluidos en esta concordancia. Por ejemplo, debajo de ALEGRIA, el tema relacionado es "Complacencia".

Después del título hay una palabra subrayada, por ejemplo, Gil. Se refiere a una palabra hebrea o griega que ocurre en la Biblia en el idioma original. Después de esta palabra subrayada apareceran dos números entre paréntesis, por ejemplo, (1/8). El segundo número es el total de las ocurrencias de esta palabra hebrea o griega en la Biblia. El primer número indica cuántas veces esta palabra se usa en cuanto a Dios. Por ejemplo, Simchah (10/95) quiere decir que la palabra Simchah ocurre 95 veces, y que de sus ocurrencias, 10 se refieren a Dios y se encuentran en la concordancia. Debajo de cada palabra hebrea o griega subrayada siguen los versículos que usan esta palabra en referencia a Dios. La traducción al español de esta palabra viene en letra más negra en cada versículo. Para traducir una palabra del hebreo o del griego al español, se puede emplear varias palabras. Generalmente, para cada aspecto de Dios que se menciona, las referencias en el Antiguo Testamento aparecen primero, y entonces las del Nuevo Testamento.

¿Cómo puede usted usar esta concordancia?

1. Como una ayuda devocional para ampliar su concepto de Dios. Lea una página o unos versículos cada día y pida a Dios que le revele más y más quién es, para que pueda tener una relación más íntima con él.

2. Estudie una característica para aprender quién es Dios. Bajo esta característica, encuentre verdades básicas, aplicaciones personales y temas que se relacionan con este aspecto de su carácter.

3. Si encuentra un versículo particular que le llama la atención o la anima, puede estudiar cómo las palabras que se refieren a Dios se usan en otras partes de la Biblia.

4. Puede diferenciar entre las palabras hebreas o griegas que tienen la misma traducción al español. Los idiomas que Dios escogió para las Escrituras son más precisos que casi cualquier otro idioma.

5. Ciertas características pueden estudiarse en relación con otras. Por ejemplo, Dios como CREADOR muchas veces se relaciona con Dios como SABIO. La VERDAD de Dios frecuentamente se asocia con la MISERICORDIA de Dios. Dios es una persona integrada, no una colección de características. Se debe conocer como un Dios íntegro.

6. Por meditar en las características de Dios que parecen ser opuestas, podrá entenderlo mejor. Por ejemplo, Dios es ALTO y HUMILDE, tiene IRA y MISERICORDIA, etc.

7. Puede usar esta concordancia para preparar pláticas o estudios sobre el tema, ¿Quién es Dios?

8. Use la concordancia como un estímulo para adorar y alabar a Dios.

9. Piense en estas preguntas para estimular su meditación en la persona de Dios: ¿Quién puede experimentar este atributo de Dios? ¿Cuáles adjetivos describen este atributo? ¿Cuáles actitudes o acciones de parte de Dios proceden de este atributo? ¿Cuándo necesito que Dios me trate según este atributo? ¿Por qué es importante entender y experimentar este atributo? ¿En cuáles aspectos de mi vida puedo esperar que Dios me manifieste este atributo? ¿Por qué necesito este atributo? ¿Cómo afecto esta verdad la vida de las personas mencionadas en los versículos cercanos? ¿Cómo puedo yo experimentar más amplia y profundamente este atributo de Dios?

10. Haga un contraste entre lo que se dice en cuanto a una característica de Dios y la manera en que la mayoría de la gente piensa de Dios en esta área. ¿Cuáles son las diferencias entre el punto de vista del mundo y lo que dice la Biblia? ¿Qué puedo hacer para asegurarme de que no llegue yo a pensar de esta manera errónea del mundo?

11. Invente sus propias maneras de usar esta concordancia.

Cómo usar esta concordancia para resolver los problemas personales.

Todos los problemas de la vida vienen de un concepto erróneo o indecuado de Dios. Para resolver problemas personales, hay que descubrir cómo se relaciona el problema con el carácter de Dios.

1. Haga una lista de las manifestaciones de su problema. Esta lista incluirá pensamientos específicos, palabras o acciones que son incorrectas. Estos son los síntomas.

2. Use estos síntomas para describir la inquietud más profunda: miedo, duda, enojo u otra cosa que usted siente que está estorbando para experimentar todo lo que "debería" experimentar en la vida. Esto es el problema.

3. Use el índice para localizar las cualidades de Dios que se relacionan con este problema. Un concepto erróneo o inadecuado de Dios en una de sus características es la causa de su problema.

4. Llene su mente y corazón del atributo apropiado. Memorice, personalice y medite en los versículos que son más relevantes.

5. Cada vez que los síntomas se manifiestan, piense en lo que Dios dice acerca de sí mismo y compare esta verdad con la mentira que perventiría sus actitudes y sus reacciones ante la vida.

6. Ponga su fe en Dios y la suficiencia de él de una manera concreta y específica. "El que cree en el Hijo de Dios, tiene el testimonio en sí mismo; el que no cree a Dios le ha hecho mentiroso, porque no ha creído en le testimonio que Dios ha dado acerca de su Hijo" (1 Juan 5:10).

7. La fe genuina se manifiesta por la obediencia. La Biblia habla de "la obediencia a la fe" (Romanos 1:5).

Ing. Samuel Edelstein
Abril, 1980  (Revisión 1994)
México, D.F., MÉXICO

 

Concordancia - Inicio